Origen e historia de las velas Hopi

Las velas Hopi son parte de la medicina tradicional de los indios americanos en especial de la tribu Hopi cuyo nombre significa “hombre de paz”. Se han encontrado murales y representaciones en paredes de antiguas cuevas rituales de este uso con más de 3000 años de antigüedad. “Hopi” significa pacífico y este significado representó la forma de vida de este pueblo, que disfrutaba de un gran conocimiento sanador y espiritual. Las utilizaban por su uso terapéutico para los problemas de oído y para purificarse para producir un estado de trance en los rituales iniciáticos de los chamanes, así como para comenzar las ceremonias de sanación.

¿Qué son las velas Hopi?

Los componentes de las velas Hopi son cera de abeja cien por cien pura y lino de cultivo ecológico. No son compactas, son como un tubo cilíndrico hueco, con unos 20 cm de alto y de diámetro estrecho. Su fabricación es compleja y se realizan de forma tradicional y artesanal para un buen tratamiento de sus problemas de oído.

En qué se basan y cómo funcionan las velas Hopi?

La técnica se basa en la efectividad de ligera aspiración que produce, en el oído, la vela Hopi prendida, aliviando la presión del mismo, permitiendo el calentamiento del cerumen acumulado en el conducto auditivo y por efecto chimenea, la succión hacia el exterior de todo lo acumulado en el oído dejando el canal auditivo totalmente limpio.

Además, este movimiento de succión de la flama crea una vibración del vapor circulante, que genera un efecto masajeante sobre la membrana timpánica y que ayuda a equilibrar la presión interna de la zona de cabeza y cuello. El objetivo principal de las velas es equilibrar esta presión interna, por lo que cualquier problema que altere esta presión interna va a verse beneficiado con el uso de las velas. 

La presión interna en la zona de la cabeza se ve afectada cuando estamos resfriados, estresados, tenemos sinusitis o procesos alérgicos que nos cargan los senos paranasales o taponan la nariz, nos duele la cabeza por cansancio o tensión mental, padecemos vértigos, mareos, etc.

La velas pueden utilizarse desde niños hasta ancianos. 

Numerosos beneficios de las Velas Hopi

Producen una agradable sensación de relajación, tanto durante su aplicación (con un sonido de crepitar y un ligero calor) como después, gracias a una liberadora sensación de limpieza y agudeza auditiva. Por lo tanto, alivian el estrés y el nerviosismo. Regulan la presión entre la cabeza y el oído y entre los canales auditivos (viajes en avión, buceo). Ayudan a solucionar casos de acúfenos, silbidos y zumbidos. Ayudan a mejorar el equilibrio, prevenir vértigos y náuseas por problemas del vestíbulo.

Disminuye la inflamación de oídos y senos nasales aliviando la sinusitis, la faringitis, la rinitis, las otitis. Combaten los dolores de cabeza y algunos tipos de migrañas. Alivian los síntomas de la gripe y del resfriado. Regula la secreción excesiva de la cera de los oídos y tapones en los oídos. Regulan la apnea del sueño y los ronquidos. Ayudan en caso de disminución del sentido del olfato.

Hay situaciones donde no es aconsejable su uso, como perforación de tímpano, fiebre alta, infecciones agudas, problemas del oído externo, alergias agudas en la piel.

En caso de duda, es mejor consultar antes con un profesional de esta técnica.

En NaturÓptima, te proponemos esta técnica para ti y tu bienestar. Además si te interesa, podemos enseñarte cómo aplicarlas para que te las lleves a casa y que cuides a todos los tuyos. Te esperamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *