Cuando tu rutina es un círculo de casa, coche, oficina, coche, casa. Que todos los días
llevas encima muchas responsabilidades, compromisos, deadlines, resultados a alcanzar,
familia que cuidar, gastos que pagar, tu cabeza estará a punto de explotar. Entonces, harás
deporte para desahogarte exigiendo a tu cuerpo más esfuerzos aún. Además, resulta que
no estás en contacto con la naturaleza ni con el silencio en ningún momento de tu rutina.
Llegará el momento en el que necesitarás un parón con este ritmo agotador y reconectar
contigo mismo. ¿Cómo? con calma, entrar en un ritmo que respete tu ritmo biológico, comer
rico sin prisa, dormir sin despertador, estar en un espacio natural, sentir paz y tranquilidad
mental y sobre todo dejar que te mimen. Por sólo unas horas, un fin de semana, o más,
abandona las responsabilidades y déjate llevar…


¿Esto de verás es posible..? ¡Pues sí! Sólo lo tienes que decidir y darte el tiempo y el
espacio para que se haga realidad. Puedes hacerlo.


Sabías que recibir un masaje en contacto con el aire, el sol y la tierra es un tratamiento
terapéutico muy eficaz y beneficioso. Estar en un medio ambiente natural descansa la vista,
escuchar los pájaros calma los nervios, respirar un aire más sano dándote un baño de aire
puro, es muy depurativo para el cuerpo y la mente. El contacto con la naturaleza te ayuda a
equilibrarte. El sol también es un alimento, la luz del sol te anima y puedes experimentar
más vitalidad. El poder analgésico de los rayos ultravioleta es muy potente porque
promueven la secreción de endorfinas. Y si ya pones tus pies en contacto con la tierra…
pues descargarás las energías negativas acumuladas y absorberá la energía terrestre que
recarga tus pilas.


En NaturÓptima Masajes, llevamos ya 5 años trabajando desde el enfoque holístico y no
invasivo para abordar los retos diarios que se nos presentan. No sólo en el aspecto
puramente físico del cuerpo sino que dedicamos mucha atención al aspecto emocional de
cada persona. Siempre apostamos por escuchar. Un masajista no es sólo una persona que
ayuda a que no duela algo, es una persona que acompaña, escucha, se toma el tiempo
para atender, entender y ocuparse junto a la persona que acude al centro de todo ese
aspecto físico y emocional que siempre deberían ir unidos en cualquier terapia.

Tenemos una labor muy importante, por tanto, ahora, más que nunca. Estamos aquí, por ti y para ti.


Con el objetivo de ayudarte a que dediques tiempo y espacio a tu bienestar, que es esencial
para tu equilibrio, ponemos a tu alcance ser atendido en plena naturaleza. Para ello, hemos
encontrado casas rurales de la provincia a tan sólo 30 minutos de Alicante donde te
podemos llevar a que desconectes de tu rutina y a que conectes contigo mismo. Nos
encargamos de todo allí para que tu experiencia sea única e inolvidable en pareja o entre
amigos hasta 4 personas. Suena bien, ¿no?

Te interesa saber más, confías en nosotros,
pues mandanos un whatsapp al 616 47 22 58 y te lo contamos todo.
Empieza a cuidarte para cuidar más y mejor a los tuyos. Te lo mereces. Se lo merecen.