El Masaje Tradicional Tailandés es un arte terapéutico muy antiguo. Su origen es milenario con más de 2 500 años. Fue creado por el Dr. Shivago, médico cercano a Buda, con la intención de mantener su salud y la de sus discípulos en un estado óptimo apoyándose en las técnicas de las diferentes medicinas asiáticas como la filosofía yóguica y la medicina Ayurveda. Desde entonces se ha convertido en un arte sofisticado y poderoso.
El masaje thai reúne las técnicas de 3 disciplinas de tratamiento tradicional: amasamiento de los
músculos, manipulación del esqueleto y la digitopuntura, presiones sobre ciertos puntos de líneas energéticas.
Este masaje es una secuencia de presiones, movilizaciones articulares, y estiramientos. Todo ello
encadenado en un ritmo regular, donde la respiración del masajista se armoniza con la del paciente. El masaje se aplica a todo el cuerpo, desde los dedos de los pies hasta el cráneo. Su trabajo se centra en eliminar toxinas, liberando el Qi y ofreciendo al receptor del masaje una sensación profunda de paz tanto en su cuerpo como en su mente. Es una fusión armónica de diferentes disciplinas orientales, como el Hatha Yoga, la Digitopuntura y la Meditación Budista.
¿Cuál es el objetivo del masaje tailandés?
El objetivo del masaje thai es armonizar, asegurarle un óptimo fluir y estimular toda la energía del cuerpo del paciente, así como equilibrar las funciones de los 4 elementos fundamentales del cuerpo:
La Tierra: huesos, músculos, órganos. El Agua: sangre y secreciones. El Fuego: digestión y metabolismo. El Aire: respiración y circulación sanguínea.
Los beneficios del masaje tradicional tailandés son tantos y tan variados que si los recibes con
regularidad, sus efectos se notan enseguida. Decidirte por el masaje tailandés puede cambiar para siempre tu calidad de vida; ya que cuando el masaje tailandés es recibido con regularidad, se aprecia una mejoría generalizada del sistema nervioso, respiratorio, circulatorio, digestivo e inmunológico.
Ayuda a reducir el estrés y ansiedad, relaja la tensión corporal, mejora la circulación, aumenta el nivel de energía vital y la autoestima. También ayuda a la digestión, combate el insomnio, incrementa la flexibilidad y corrige la postura, libera bloqueos físicos y energéticos y armoniza la relación psicosomática.
¿Cómo es una sesión?
Es un masaje muy diferente a lo que estamos acostumbrados a entender por la palabra masaje, lo primero que nos viene a la cabeza al pensar en esa palabra es camilla, aceite y espalda. El masaje tradicional tailandés rompe con esos tres conceptos, cambiándolos por futón, ropa cómoda y todo el cuerpo donde desde un principio lo vuelve atractivo, curioso y quien lo prueba no se queda indiferente. Si tuviéramos que definirlo de alguna manera, diríamos que es como una práctica de Hatha Yoga pero pasiva, por este hecho se le llama el Yoga de los Perezosos. Combina diferentes técnicas y manipulaciones en forma de presiones y estiramientos con el objetivo de liberar tensiones del cuerpo y ayudar a que este se autorregule por sí solo, caracterizándose por ser un masaje fuerte, profundo e intenso pero en ningún caso debe ser doloroso.
Una sesión es de 90 minutos, se realiza sobre un futón para ofrecer una base sólida, estable y poder ejecutar la secuencia con total seguridad, el receptor usará ropa cómoda y transpirable que le permitirá tener una amplia movilidad y evitar que el terapeuta se pueda deslizar en caso de una piel sudada. A diferencia de los masajes convencionales, en el tailandés se usan tanto las manos, como los dedos, codos, antebrazos, pies, rodillas, piernas. Visto desde fuera es como una preciosa danza, donde receptor y terapeuta se fusionan en plena armonía.
Puedes pensar que se trata de algo demasiado exótico o inalcanzable para ti. ¡Pero no tienes que viajar al sudeste asiático para disfrutarlo! En NaturÓptima, te proponemos ponerlo a tu alcance. No dudes más para descubrirlo y disfrutar de sus numerosos beneficios. Te esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *