Desde NaturÓptima, te queremos contar que nuestra pasión por el masaje nos ha llevado a formarnos con un nuevo masaje por sus virtudes relajantes y equilibrantes. Siempre queremos ofrecerte lo mejor para tu relajación. 

Historia de este masaje hawaiano.

El Lomi Lomi tiene su origen en los antiguos sanadores hawaianos, hace más de 4.000 años de antigüedad, quienes a través de la filosofía Huna trataban el cuerpo y la mente. El masaje hawaiano Lomi-Lomi forma parte de una medicina tradicional hawaiana que ve al organismo como un centro envuelto de energía vital, y que también necesita armonía y equilibrio. 

El masaje lomi-lomi es un tipo de masaje cuya técnica se pasaba de una generación a otra dentro de cada familia. No fue hasta comienzos de los años setenta cuando esta técnica empezó a extenderse fuera de Hawaii. Se popularizó rápidamente y ahora se puede encontrar en todas partes del mundo. 

Tradicionalmente, el masaje lomi-lomi siempre ha tenido un enorme componente espiritual que incorpora el concepto hawaiano de «aloha», que significa Amor, Unidad y Respiración.  Favorece la Armonía Personal. Incluso en la práctica moderna, se enfoca el masaje desde la compasión y el amor, lo que aplica un componente «curativo» a nivel espiritual a este masaje que va más allá de la relajación física. 

Descripción del masaje.

La técnica de masaje lomi-lomi es famosa por sus movimientos largos y fluidos, parecidos a los de una danza, a menudo usando los antebrazos y cantidades generosas de aceite. Los estiramientos suaves y las rotaciones articulares también son comunes en este masaje. Se masajea dos áreas al mismo tiempo con movimientos largos y fluidos que promueven la armonía y el equilibrio en el cuerpo. 

Beneficios. 

Los beneficios físicos de este masaje son entre otros la relajación de los músculos, la estimulación de la circulación y la liberación de energía bloqueada. Las diferencias radican en las tradiciones hawaianas aplicadas al masaje, incluida la creencia de que las «manos amorosas y curativas» te ayudan a liberar no sólo la tensión física sino también los bloqueos mentales, emocionales y espirituales. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *